external image question.jpg


Todos los orientadores parecen estar de acuerdo en que una de las primeras cosas que debe hacer todo candidato/a es una reflexión y análisis sobre sí mismo/a, con el fin de identificar sus competencias para el empleo o sus puntos fuertes y débiles.

A continuación tienes algunos recursos para abordar esta tarea. Después de realizar esta tarea te resultará mucho más fácil responder a las típicas preguntas sobre : "¿Cuál es tu mayor virtud?, ¿Cuál es tu mayor defecto?, ¿Por qué debemos elegirte a ti?", etc..



PLAN DE AUTOANÁLISIS




Fuente: Senior Manager.

¿Estás seguro de conocerte bien? La mayoría de la gente considera que si pero no es cierto. Es importante conocerte bien para poder ser coherente durante una entrevista y el interlocutor esté contrastando y cruzando la información del CV contra lo que vayas a decir. Al conocerte, estarás igualmente capacitado para decidir a cuales ofertas que te interesan puedes optar y a cuales no.
Una vez hayas encontrado una oferta de trabajo que te interese y que creas que se ajusta a tu perfil. Busca una hoja de papel y plasma con detenimiento las ideas que te vienen a la mente en relación a lo siguiente (piensa y analiza):
- Tus puntos fuertes y débiles: Actitudes y aptitudes que puedes aprovechar mejor en tu trabajo, deberás ser muy crítico contigo mismo para identificar cuáles son.
- Tus éxitos y tus derrotas: Anota todo lo que has conseguido en tu vida personal y/o en el trabajo sea bueno o malo.
- Tus objetivos: tus metas a corto, mediano y largo plazo, tanto en lo laboral como en lo personal
- Los aspectos que puedes mejorar: una recapitulación de todo lo que piensas es factible de mejora, para esta tarea pide ayuda a un tercero.
- Las experiencias: que te han ayudado a desarrollar habilidades y/o resolver problemas como: trabajos en el extranjero, responsabilidades en la universidad, voluntariado en alguna ONG, etc.
- El puesto que buscas: y que crees es el ideal para ti. El nivel de responsabilidad incluyendo si quieres trabajar sólo o en equipo.
- Lo que te ha gustado: de tu puesto anterior y cuales funciones o tareas no quieres volver a enfrentar.
- Las razones: por las que deseas cambiar de empleo, si fuere el caso. ¿Cómo está tu valor de empleado frente al valor del mercado?.
Las siguientes preguntas te pueden ayudar a determinar si la oferta se adapta a tu perfil:
- ¿Qué perfil tengo y cuál creo que busca la empresa y/o el seleccionador?
- ¿Qué habilidades son las que necesito para desarrollar y poder aplicar a la posición ofertada?
- ¿Qué logros y funciones en anteriores posiciones he desempeñado que me pueden ayudar a realizar bien el puesto ofrecido?
- ¿Tengo la formación académica y conocimientos (idiomas) requeridos?
- ¿Tengo otras experiencias en la vida que me han ayudado a desarrollar habilidades y capacidades y a resolver problemas? (Por ejemplo viajando al extranjero solo, ayudando en alguna ONG, tomando responsabilidades en la universidad…)
- ¿Qué tipo de puesto y/o es el ideal para mi? Me gusta trabajar sólo o en equipo? Soy creativo o prefiero que me dirijan en el proyecto?
- ¿Qué me ha gustado de mi puesto anterior? Qué aspectos o funciones no quiero desarrollar de nuevo?
- ¿Estaría dispuesto a la movilidad geográfica en mi nuevo empleo? Se siempre honesto en las respuestas y no te mientas a ti mismo, ya que esta información te servirá para darle credibilidad a tu CV durante una entrevista.
Una vez analizado lo anterior ahora es necesario considerar y reflexionar sobre aquellos aspectos de tu experiencia laboral, formación académica y habilidades que consideres que pueden representar una ventaja o un punto fuerte a la hora de enfrentarte a otros candidatos en un proceso de selección como: títulos académicos, formación complementaria, idiomas, experiencia internacional, etc.
Bueno, digamos que ya eres consciente de tus fortalezas y puntos débiles, ahora lo que has apuntado en el papel te servirá para contrastar “tu realidad” con las realidades del mercado laboral actual, sabiendo que tendrás que lidiar con “amenazas” y contar con “oportunidades”.





ESTRATEGIAS DE FORMACIÓN PARA LA BÚSQUEDA ACTIVA DE EMPLEO: MOTIVACIÓN PERSONAL. MAITE USÓN (00:20:47)
Fuente: mi+d


Es fundamental que encontremos cual es nuestro talento, eso nos permitirá disfutar de nuestro trabajo y obtener mejores resultados. Se trata de hacer aquello que nos apasiona. Ken Robin lo expresa diciendo "encontrar tu elemento, lo cambia todo".




Actividades



  • Leer el texto sobre competencias más relevantes.
  • ¿Qué responderías a la pregunta sobre cuáles son tus principales logros?. ¿Podrías señalar al menos 3?. ¿Podrías transformar esos logros en competencias?.
  • Ayuda para identificar tus competencias a partir de tus experiencias personales.
  • ¿Qué conoces de tu mercado de trabajo?. ¿Qué te gustaría conocer?.
  • ¿Serías capaz de elaborar tu balance profesional?. Una posible guía